por

Windows 10 S, ¿es una buena idea?

La semana pasada ha sido anunciada una nueva versión de Windows, si desean ver todo el keynote de Microsoft, está publicado en YouTube. La pregunta que todos nos hacemos ahora es si un Windows con funcionalidades limitadas y orientado al segmento educativo puede revertir la tendencia de la rápida pérdida de mercado en el sector educativo del gigante de Redmond .

En lo personal creo que uno de los objetivos de Microsoft detras de forzar la instalación de aplicaciones sólo desde el Microsoft Store y que no se pueda cambiar el motor de búsqueda es recuperar la cuota de mercado que tanto Edge como Bing han sufrido a pesar de las mil millonarias inversiones. Sin, embargo esta es una apuesta muy arriesgada ya que los usuarios pueden sentir que adoptar Windows 10 S limita lo que pueden hacer con sus computadoras.

Otro de los potenciales problemas de Windows 10 S, es que Microsoft desea que sea el Sistema Operativo de una generación de laptops baratas de $189. A ese nivel de precio no se puede poner mucho hardware en un equipo, y es sabido que Windows 10 por más optimizado que esté en comparación con versiones anteriores, no funciona bien en equipos de características limitadas. Si se asocia una probre performance con la limitada capacidad de intalar software, pues nos encontramos ante una combinación tóxica difícil de superar.

Muchos ya están llamando a Windows 10 S, un Windows RT 2.0. Cómo todos recordamos esa fue una terrible apuesta de Microsoft por un Windows limitado que pudiera correr en dispositivos ARM. Windows debido a su filosofía es difícil (sino imposible) de portar con todas sus librerías a una arquitectura que no sea Intel, esa es la razón por la cual RT no tuvo éxito. Sin embargo en Windows 10 S, se sigue en la arquitectura Intel, sólo que se apunta a la gama baja en dónde las Google Chrome OS han hecho un gran avance en el sector educativo. Si además consideramos el hecho de que Microsoft dice que por un pago adicional de $50, Windows 10 S se puede actualizar a Windows 10 Pro, pues al parecer lo que está claro es que Microsoft ha puesto alguna limitación por software que remueve cuándo se actualiza la licencia. Entonces por qué las personas tendrían que comprar máquinas de $189 con un Windows 10 S limitado, si por el mismo precio existen en el mercado actualmente versiones con Windows 10 Home Edition.

Sólo el tiempo nos dirá si esta nueva apuesta de Microsoft de reempaquetar un producto existente con algunos cambios y restricciones arbitrarias tendrá éxito.