por

Trabajando en Internet

Indudablemente el terminar la universidad con un título de ingeniero de sistemas, ingeniero informático o cualquier otro título afín es sólo el primer paso. Más allá de las aulas universitarias existe todo un mundo de posibilidades si es que deseamos tomarlas. Pero tal vez la más socorrida de todas las alternativas es la de freelancer (trabajar en Internet de forma remota) y es allí donde por primera vez muchos descubren un mundo de brutal y salvaje competencia, para el cual la gran mayoría de recién graduados están completamente desarmados.

Las causas de esta situación de indefensión son muchas y entre ellas podemos enumerar entre otras: a las limitaciones propias de las instituciones educativas dónde se estudio  que pueden ofrecer programas de estudio obsoletos, la mala calidad profesional de los catedráticos universitarios y el desconocimiento de los encargados de actualizar los planes de estudio de dichas casas de estudio de la situación del mercado laboral actual. Pero además también dentro de las causas de esta debilidad para enfrentar un mercado laboral saturado y altamente competitivo están las propias de la persona, por ejemplo: el desconocimiento del idioma inglés (hablado y escrito), la poca o casi nula capacidad de aprender por sí mismo y sobre la marcha nuevas tecnologías, la ausencia de capacidades de comunicación tanto oral como escrita y como corolario final las falsas expectativas del recién graduado que cree haber terminado exitosamente el mayor reto de su vida, cuando en realidad está sólo en la línea de partida de una carrera profesional que podría extenderse de 30 a 40 años en el futuro.

Algunos comprenden rápidamente la situación y se adaptan a la nueva realidad, pero muchos otros pasan a engrosar una larga audiencia en busca de cursos en Internet que prometen un trabajo seguro, algo que no existe en los tiempos presentes para nadie.

También están los que emprenden, la mayoría sub-capitalizados y sin un conocimiento de cómo hacer crecer un negocio y como es lógico terminan quebrando antes de los 2 años.

Pero el común denominador para casi todos es trabajar por Internet, ya que los trabajos locales por lo general están muy mal pagados y ofrecen una pobre línea de carrera. Pero trabajar por Internet significa entrar a competir en un mercado global de millones de desarrolladores de cualquiera de estos tipos según James McCaffrey:

Desarrolladores de aplicaciones de escritorio, dónde las dos principales tecnologías en competencia son .Net y Java.

Desarrolladores de aplicaciones móviles, donde las dos principales ecosistemas son iOS y Android.

Desarrolladores de aplicaciones web, dónde hay dos tipos los encargados del frontend (HTML5/CSS/Java) y los del backend donde existen una multiplicidad de lenguajes y frameworks.

Desarrolladores de sistemas, que son aquellos que desarrollan los servicios sobre los que corren otras soluciones, por ejemplo aquellos que trabajan creando sistemas operativos o motores de base de datos.

Desarrolladores de sistemas embebidos, que actualmente se conoce como Internet de la Cosas, pero que siempre ha existido y son soluciones todo en uno para problemas específicos, la domótica es tal vez la rama más conocida de este campo.

Pruebas y automatización, también conocido como QA (Quality Assurance), son los desarrolladores cuya misión es crear programas que prueban la calidad de otros programas y buscan encontrar errores que puedan ser explotados ya sea de forma remota y local. Este campo está muy involucrado en el ethical hacking y la seguridad informática.

Desarrolladores científicos, es históricamente el primer tipo de desarrollador que existió y son aún los mejor pagados. Estos desarrolladores crean sistemas de análisis de datos (Big Data), crean modelos predictivos del clima o de la bolsa de valores y son de todos los desarrolladores listados aquí los que más uso hacen de las matemáticas y otras ciencias exactas.

Desarrolladores de tecnologías emergentes, estos desarrolladores son los que no podemos clasificarlos dentro de ninguna de las categorías anteriores y están creando la siguiente nueva tecnología. Por lo general estos desarrolladores no saben que están creando la siguiente gran revolución.

Pero independientemente de dónde puedas o quieras ubicarte tú en la clasificación de los desarrolladores lo que debes considerar si deseas trabajar en Internet es lo siguiente:

  • Debes dominar el idioma inglés (hablado y escrito) ya que es la forma cómo te comunicarás en un mundo globalizado.
  • Debes de tener sólidos fundamentos teóricos de matemática, algoritmos, estructura de datos y lenguajes de programación. No son un requisito para un trabajo en sí, pero son las bases sobre las cuales puedes aprender rápidamente cualquier nueva tecnología.
  • Debes tener facilidad de palabra y redacción, recuerda que debes emplear buena parte de tu tiempo expresando ideas y consiguiendo que tus pares o jefes comprendan que es lo que propones para resolver un problema.
  • Debes de tener una idea clara de cómo funciona la economía, no es preciso que seas un economista, pero si debes de poder comprender las leyes económicas básicas y cómo estas se aplican al área en la cual decidiste entrar.

Espero que todos estos consejos les hayan sido de utilidad. De ser ese el caso, por favor comparta este post en sus redes sociales.