por

¿Fue Steve Jobs un farsante?

He visto el último EDvlog #13, titulado “¿Steve Jobs era un farsante?“. La argumentación de Álvaro Felipe en favor de Jobs y Apple realmente me parecieron muy malas e incluso pienso que pueden inducir a error a las personas que sólo vean ese video y no consulten las fuentes históricas ampliamente disponibles en Internet, es por eso que he decidido escribir este post.

La frase con la que abre Álvaro Felipe su encendida defensa de Jobs es: “Convirtió la tecnología en un objeto de lujo, en un objero de joyería. En un objeto de deseo, algo que núnca antes de él había ocurrido con la tecnología“. Para todas esas palabras yo sólo tengo un nombre Rolex,  una marca de relojes suizos que fue fundada en 1905 y es reconocida como uno de los mejores fabricantes de relojes del mundo (el cenit de la tecnología de precisión mecánica) debido a su calidad. Los Rolex son ciertamente una pieza de joyería y objeto de deseo. En la actualidad poseer un Rolex es una inequívoca señal de estatus.

Pero esto es sólo el comienzo, Álvaro ofrece en el principio del video dos respuestas a su pregunta de si Steve Jobs fue un farsante. Nos propone o que Jobs era una farsante o que era un genio. Eso, es una falacia ya que la genialidad no está relacionada con el hecho de ser un farsante. Por definición un farsante es aquel que finge lo que no es o siente. Se puede perfectamente ser genial y farsante a la vez, es más la gran mayoría de políticos y grandes empresarios lo son. Es más diría yo que los grandes vendedores son por naturaleza unos grandes farsantes y definitivamente son muy inteligentes en el manejo de sus emociones y sobre todo de las emociones del público al que pretenden convencer.

Al parecer el motivo por el cuál Álvaro hizo el video es para dejar en claro y de una vez por todas antes de que llegue octubre y conmemoremos un año más de la muerte de Jobs, que Steve Jobs no era un farsante. Ya que según Álvaro, sólo los tontos piensan lo contrario. Es más todo aquel que crea que Jobs es un farsante, como es mi caso, es descalificado en el video ya que a su entender Jobs es un genio.

Su argumentación de por qué algunas personas creen que Jobs es un farsante se limita a criticar posiblemente a personas con muy poca o ninguna educación superior, ya que él afirma que la principal crítica a la honestidad de Jobs es que se alega que no es programador y que robó ideas tanto a Woz como a Xerox.

Es más durante su argumentación considera que cualquier crítica a Apple o Jobs es por odio o envidia. Lo cuál es una argumentación muy primaria y pasa por alto cualquier crítica realmente fundamentada en estudios serios, se sabe por ejemplo que el iPhone, responsables por más de la mitad de los ingresos de Apple, es un producto sobrevalorado. El iPhone 7 tiene un margen de utilidad del 300% según un estudio publicado en la prestigiosa revista TIME.

El video que se extiende por 12 minutos e introduce muchas impresiciones históricas, que se pueden comprobar revisando fuentes primarias. Pero en lugar de dedicar nuestro escaso tiempo en corregir las impresiciones del EDvlog #13, enfoquémonos en analizar por qué Steve Jobs era un farsante. Para ello analizaremos el conocido discurso dado por Jobs en Stanford el 12 de Junio de 2005, si no lo has escuchado aquí lo incluyo en español:

 

La traducción del mismo la puedes encontrar en el website de CNN en español.

Recordemos la defición de farsante: “aquel que aparenta lo que no es o siente“. Jobs es conocido por su famoso “campo de distorsión de la realidad“, qué básicamente es un eufemísmo para hacer referencia al conjunto de falacias, datos inventados, tergiversaciones y metiras que usa Jobs para convencer a su auditorio de lo que el desea.

Teniendo en mente lo anterios comencemos el análisis con este fragmento del discurso:

Debido a que había abandonado la universidad y no tenía que asistir a las clases normales, decidí tomar una clase de caligrafía para aprender. Aprendí de (las fuentes) serif y san serif, de la variación de espacio entre las distintas combinaciones de letras, de lo que hace grande a la gran tipografía. Era hermoso, histórico, artísticamente sutil de una manera en que la ciencia no logra capturar, y lo encontré fascinante.

Nada de esto tenía siquiera una esperanza de aplicación práctica en mi vida. No obstante, 10 años después, cuando estábamos diseñando la primera computadora Macintosh, todo tuvo sentido para mí. Y todo lo diseñamos en la Mac. Fue la primera computadora con una bella tipografía. Si nunca hubiera asistido a ese único curso en la universidad, la Mac nunca habría tenido fuentes múltiples o fuentes proporcionalmente espaciadas; dado que Windows solo copió la Mac (provoca risas del auditorio) es probable que ninguna computadora personal las tendría.

Aquí tenemos el clásico campo de distorsión de la realidad de Jobs, sobre el cual Andy Hertzfeld tiene un muy interesante post en su blog. Si existían las fuentes proporcionalmente espaciadas y las fuentes de diverso tipo antes de la Mac, aparecieron en Unix a principios de los años 70, es más fue una de las razones por las que Unix comenzó ha hacerse popular en las universidades, porque permitía crear documentos de muy buena calidad, el software que lo permitía se llama troff que dio origen a Tex, que luego diera origen a LaTex.

Luego tenemos la siguiente joya de realidad paralela en el discurso de Jobs:

Yo fui afortunado. Descubrí lo que amaba hacer temprano en la vida. Woz y yo comenzamos Apple en el garage de mis padres cuando tenía 20 años. Trabajamos duro y en 10 años Apple había crecido desde sólo nosotros dos en un garage, hasta una compañía de 2,000 millones con más de 4,000 empleados. Recién habíamos lanzado nuestra más grandiosa creación —la Macintosh— un año antes y yo recién había cumplido 30 años. Y luego me despidieron.

El mismo Woz desmiente la famosa historia del garage en este video de Bloomberg:

 

En el video Woz dice explicitamente que sólo se reunian en el garage para preparar las entregas de las computadoras terminadas. Es más obvia el hecho de que Woz ya tenía la computadora diseñada y funcionando.

Además en el discurso Steve Jobs no menciona a Mike Markkula, el tercer miembro fundador de Apple y sin cuya inversión inicial de $250,000 jamas Apple podría haber salido adelante. Es fácil entender por qué Jobs hace esta omisión si tomamos en cuenta que fue Markkula quien apoyó John Sculley en la disputa que terminara con el alejamiento de Jobs de Apple en 1985.

Además Jobs no fue despedido de Apple, John Scully en una conferencia en setiembre del 2013 y que puede ser encontrada en Forbes dice claramente que fue Jobs quien se alejó de la compañía debido a que no quisieron aplicar su idea. Que a entender de Scully hubiera llevado a la quiebra inmediata a Apple. Aquí la traducción de la parte importante del artículo de Forbes:

Steve vino a mí y me dijo: “Quiero bajar el precio de la Macintosh y quiero redistribuir la publicidad, cambiar una gran parte de ella de la Apple 2 a la Mac.

Le dije, ‘Steve, no va a hacer ninguna diferencia. La razón por la que Mac no está vendiendo no tiene nada que ver con el precio o con la publicidad. Si lo haces, nos arriesgamos a arrojar a la compañía a una pérdida’. Y él simplemente estaba en desacuerdo conmigo.

Y entonces le dije: “Bueno, voy a ir al directorio”. Y él dijo: “No creo que lo hagas”. Y yo le dije: “Mírame”.

Woz, confirma esa historia en un comentario que puso en Facebook:

Una cosa que nadie le gusta señalar es que John Sculley, así como casi todos nosotros en Apple, creía que el Macintosh era el futuro de Apple. Todos sacrificamos el creciente mercado de computadoras personales (10 veces más en una década y MS consiguió todo el crecimiento) en esta creencia. Nosotros (Sculley liderando) tuvimos que trabajar muy duro durante 3 años para hacer que el Macintosh fuera exitoso (en dólares) como el Apple ][ había sido, siguiendo la visión de Jobs. Las opciones se pueden argumentar porque nunca se puede volver y decir qué decisiones tendrían que resultados, pero fue una decisión de negocios para SALVAR a Apple como una empresa, después de que las acciones cayeron en un tercio en un día cuando el Macintosh no pudo vender lo esperado debido a que no tenía mucho software. Steve Jobs no fue expulsado de la empresa. Salió. Le apoyé en su creencia de que le hicieron crear ordenadores. Pero hasta entonces sólo había fracasado en la creación. Fue genial en la producción y comercialización de Apple][ y los ingresos financiaron los fallos del Apple ///, LISA, Macintosh y NeXT. Esto no se muestra en la película. Después de la falla de Macintosh, es justo suponer que Jobs dejó de lado su sentimiento de grandeza y vergüenza por no haberlo logrado. Eso tampoco se muestra. Esta película es más acerca de las interioridades de Steve Jobs, su falta de empatía acerca de un montón de cosas, incluyendo cómo los demás pensaban de él y algunos empujones que lo reformaron en el final.

Luego Jobs en el famoso discurso dado en Stanford en su descripción de cómo sucedieron los eventos luego de salir de Apple afirma:

Durante los siguientes cinco años, emprendí una compañía llamada NeXT, otra compañía llamada Pixar y me enamoré de una increíble mujer que se convertiría en mi esposa.

Dándo a entender que creo dos compañías, NeXT y Pixar. Con respecto a la primera, es cierto que Jobs fundó NeXT y para ello se llevó a varios empleados de Apple con él. Pero en el caso de Pixar, el no fundó la compañía, no fue su visión el crear una compañía especializada en la creación de films animados por computadora, Pixar estaba perdiendo mucho dinero y George Lucas estuvo buscando socios para poder mantener la empresa a flote la empresa y Jobs fue el único interesado en invertir en el proyecto, pero tras continuos reveses económicos y más de $50 millones invertidos que lo terminaron convirtiendo en el único propietario de la empresa habría decidido venderla en 1994, pero no fue hasta que descubrió que los críticos pensaban que Toy Story sería un hit en los cines que decidió darle una nueva oportunidad a Pixar. Una vez más el famoso campo de distorsión de la realidad de Steve Jobs en este discurso.

Finalmente para no alargar más este análisis del discurso está la cereza en el pastel:

Casi un año atrás me diagnosticaron cáncer. Me hicieron un escaneo a las 7:30 de la mañana y claramente mostraba un tumor en el páncreas. Yo ni sabía lo que era el páncreas. Los doctores me dijeron que era muy probable que fuera un tipo de cáncer incurable y que mis expectativas de vida no superarían los tres a seis meses.

Mi doctor me aconsejó irme a casa y arreglar mis asuntos, que es el código médico para prepararte para la muerte.

Significa intentar decirles a tus hijos todo lo que pensabas decirles en los próximos 10 años, en unos pocos meses. Significa asegurarte que todo esté finiquitado de modo que sea lo más sencillo posible para tu familia. Significa despedirte. Viví con ese diagnóstico todo el día.

Luego, al atardecer, me hicieron una biopsia en que introdujeron un endoscopio por mi garganta, a través del estómago y mis intestinos, pincharon con una aguja mi páncreas y extrajeron unas pocas células del tumor. Estaba sedado, pero mi esposa, quien estaba allí, me contó que cuando examinaron las células en el microscopio, los doctores empezaron a llorar porque descubrieron que era una forma muy rara de cáncer pancreático, curable con cirugía. Me operaron y afortunadamente ahora estoy bien.

Ahora sabemos todo la historia sobre el cáncer de Jobs, su negativa inicial a la cirujía, su apuesta por tratamientos alternativos que complicaron su situación por casi un año, su negativa a tomar quimioterápias, el anunciar que ya estaba cuarado cuándo sabía que no era cierto. El secretismo con el se manejó su salud en los años posteriores cualpando su pérdida de peso a “desbalances hormonales”. Al final de sus días el mismo Jobs lamentaba el haber optado por tratamientos alternativos para curar sus cáncer, según recoge el diario británico The Telegraph.

¿Fue Jobs un farsante?, pues definitivamente a la luz de las evidencias lo fue. Su famoso campo de distorsión de la realidad, no es más que un eufemismo para hacer referencia su laxo sentido de la verdad y su deseo de siempre tener la razón. Su doble moral al momento de hacer negocios tampoco colabora a pintar una buena imagen de él, la famosa anecdota en la cuál estafa a Woz por $5000 por la creación del juego breakout:

Jobs trajo a su amigo y futuro socio de negocios Steve Wozniak para ayudarle a terminar el prototipo de Breakout en sólo cuatro días, por entonces Wozniak un empleado de Hewlett-Packard, tenía una reputación por sus diseños de hardware que utilizaban un notablemente reducido número de microchips.

Fiel a su forma, Wozniak no sólo completó el prototipo durante cuatro noches privadas de sueño, sino que también eliminó 50 chips del diseño inicial de Jobs. Jobs fue finalmente recompensado con un salario de $ 750 dólares más un bono de $ 5000. Jobs, sin embargo, pagó a Wozniak sólo $ 375 por su invalorable asistencia – un dato que, según los informes, pondría más presión sobre la pareja años más tarde.

¿Fue Jobs un genio?, eso es otro tema y está abierto a discusión.