por

El departamento de Policía de NYC no tiene back-up de una importante base de datos

En el portal de noticias tecnológicas ArsTechnica, da cuenta de que la base de datos del Sistema de Tracking de Propiedades y Evidencias no tiene copias respaldo (back-up) y que si ocurre un ataque informático, los datos se corrompen o por alguna razón las computadoras que lo contienen queda fuera de servicio la información se perdería.

Así nos presenta la noticia ArsTechnica:

Como parte de una batalla legal en curso para lograr que el Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York rastreara el dinero que la policía ha tomado en efectivo, un fiscal de la ciudad le dijo a un juez de Manhattan el 17 de octubre que parte de la razón por la que el NYPD no puede cumplir con tales solicitudes es que la base de datos de evidencias del departamento no tiene copia de seguridad. Si los servidores de dicha bases de datos que potencian el Sistema de Seguimiento de la Propiedad y Evidencias [PETS, por sus siglas en inglés] del NYPD, diseñados e instalados por Capgemini en virtud de un contrato de U.S.$ 25,5 millones entre el 2009 y 2012, fallarían, todos los datos sobre la evidencia almacenada, simplemente dejarían de existir.

Esto que parece digno de un país en vías de desarrollo está pasando actualmente con uno de los departamentos de policía con más presupuesto en el mundo, en una de las ciudades que ha abrazado con más entusiasmo la automatización de procesos y la modernización de toda la infraestructura pública.

Entonces, si la implementación del sistema costó $25,5 millones, por qué no hay un sistema de back-up, o uno que permita analizar o auditar los datos. Pues al parecer porque la consultora que lo creo, Capgemini, olvidó ese pequeño detalle según las autoridades:

Cuando se activó en 2012, Capgemini hizo alarde de PETS [Property and Evidence Tracking System], que se construyó utilizando la plataforma de software de planificación de recursos empresariales (ERP) de SAP, así como las bases de datos IBM DB2, como un proyecto del sector público emblemático. La compañía fue tan lejos que llegó a presentar PETS como un proyecto nominado para los premios Computerworld Honors 2012. Pero aparentemente el sistema fue diseñado sin ningún esquema para hacer una copia de seguridad de la base de datos o cualquier tipo de almacén de datos para realizar análisis de los mismos.

Fue esto hecho a propósito, pues al parecer si. Ya que el fiscal actualmente cuestiona el paradero de más de U.S. $68 millones confiscados por el Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York:

El reclamo fue clave para la negativa del departamento de policía a proporcionar la contabilidad de datos por aproximadamente U.S.$ 6 millones incautados en efectivo y propiedad cada año. Desde el año 2013, de acuerdo con el grupo sin fines de lucro Bronx Defenders, el NYPD tenía un balance de más de $ 68 millones en efectivo incautado.

Lo que me parece increíble siendo un residente de la Ciudad de New York, es que esto no haya trascendido a los medios de comunicación (televisión y periódicos) de la ciudad y sea por los medios especializados en tecnología que nos enteremos de esta grave negligencia que puede afectar negativamente las posibilidades de reelección del actual alcalde de la ciudad Bill De Blasio. Aunque técnicamente el sistema entró en funcionamiento en la gestión anterior, es increíble como se haya permitido que la situación continúe hasta el día de hoy.

Como diría el refrán “en todas partes se cuecen habas”.