por

El “secreto” para triunfar en Silicon Valley

Las historias de Bill Gates, Steve Jobs y Mark Zuckerberg, quienes dejaron la universidad para crear grandes imperios tecnológicos ha creado el mito que no es necesario una educación superior para tener éxito en el competitivo mercado de las tecnologías de la información. Es más muchos jóvenes creen que pueden reeditar esas historias de éxito sin siquiera terminar la educación secundaria.

Pero al parecer un reciente artículo publicado de CNBC tira abajo el mito de que Silicon Valley está lleno de espiritus libres y personas que abandoron la educación universitaria para seguir su pasión, por el contrario el artículo nos muestra una figura completamente diferente:

El website de análisis de datos Paysa analizó más de 8.200 trabajos publicados y más de 70.000 currículos enviados a empresas consideradas “titanes” tecnológicos (empresas con un valor de mercado de al menos 100,000 millones de dólares con una IPO hecha hace más de 10 años) y “disruptores tecnológicos” (compañías con un valor de mercado de al menos $10,000 millones de dólares y con un IPO hecha hace menos de 10 años) y encontró que los empleados de estas empresas son altamente educados, no son personas que hayan abandonado sus estudios.

Un número desproporcionadamente alto de empleados en estas empresas tan buscadas en realidad tienen grados avanzados y una empresa destacó como el empleador del mayor porcentaje de trabajadores con Ph.D.s, Google.

Un enorme 16 por ciento de los puestos de trabajo en Google requieren un grado de doctorado. Menos del 2 por ciento de los estadounidenses han obtenido un título de doctorado y un porcentaje aún menor han estudiado temas que son relevantes para conseguir un trabajo de Google. Una iniciativa de visualización de datos llamada Data USA informa que en 2015 sólo había 34.002 personas en la fuerza laboral con títulos de doctorado en informática, apenas el 0,01 por ciento de la población total de los Estados Unidos.

Un ejemplo dado en ese artículo es que los empleados de Snap Inc. (la compañía que está detras de la popular red social Snapchat) son los más propensos a tener un título de maestría, en el caso particular de esta empreas más del 36 por ciento de sus trabajos tienen un título de maestría.

Es debido a la necesidad de profesionales altamente calificados que no pueden ser encontrados en el país, es que estas grandes empresas de la tecnología, para poder continuar con su modelo de negocio basado en innovación constante buscan a dichos profesionales fuera de los Estados Unidos.

Pero, tengamos en cuenta que los profesionales que estas empresa buscan y están dispuestos a pagar más de $150,000 al año por ellos, deben tener un nivel de calificación comparable a los que terminan un doctorado (PhD) en la Universidad Stanford o el MIT.

Es por ello que empresas como Google o Facebook abren sedes en países dónde estos profesionales están, para poder adquirir este tipo de talento sin necesidad de reubicarlos en Silicon Valley, algo que muchos no están dispuestos ha hacer.

Muchas Startup que promueven sus productos de E-Learning en latinoamérica venden la idea de que tomando cursos simples de diseño web o JavaScript, el suscriptor de dichos servicios tiene la capacidad de ir a buscar trabajo en Silicon Valley. Encontré una caricatura que se burla de dicha falaz propuesta:

Pues está claro a la luz de los datos presentados en el artículo de CNBC que para tener éxito en Silicon Valley, que es altamente competitivo, se necesita una buena educación o como en el caso de las icónicas figuras de Gates, Jobs o Zuckerberg, estar en el lugar correcto en el momento correcto.

  • Arturo Celis

    Muy interesante mi estimado Volkan, como siempre en tus artículos